MEDIO AMBIENTE
dirección
Avenida Marítima,3 38700 Santa Cruz de La Palma  ver mapa ver mapa
documento
922 423100
documento
922 420030
dirección
Avenida Marítima,3 38700 Santa Cruz de La Palma  ver mapa ver mapa
documento
922 423100
documento
922 420030
dirección
Avenida de los Indianos, 20 2ª planta, 38700 Santa Cruz de La Palma  ver mapa ver mapa
documento
922 42 31 00 Ext. 6820
documento
922 42 00 30
dirección
Cruce el Molino, 38700 Breña Alta  ver mapa ver mapa
documento
922 42 31 00
dirección
Carretera General. El Paso, 38700 El Paso  ver mapa ver mapa
documento
922 42 31 00 (Ext. 6905)
documento
922 420145
dirección
Calle Pino de la Virgen s/n. Puntagorda, 38700 Santa Cruz de La Palma  ver mapa ver mapa
documento
922 42 31 00 (Ext. 6914)
documento
922 487943
dirección
Calle Ramón y Cajal,5 38729 San Andrés y Sauces  ver mapa ver mapa
documento
922 451 157
documento
922 451 157
dirección
Carretera Martín Luis, 38700 Puntallana  ver mapa ver mapa
documento
647 421 317 de 8.00 a 20.00 h.
Incendios forestales y emergencias
Centro de Coordinacion Operativa Insular (CECOPIN) : Tlf.: 922 43 76 50. Emergencias 112
 
disminuir
aumentar
compartir
escuchar
imprimir
volver
Imagen comparativa tratamientos preventivos

Debido a la mayor incidencia de los incendios Forestales en verano, se hace necesario el refuerzo del operativo propio del Cabildo, mediante la incorporación de nuevas brigadas contra incendios forestales.

Se añaden al personal propio de la Consejería de Medio Ambiente un total de 11 Brigadas de refuerzo y personal de apoyo que completan el operativo contra incendios forestales en el periodo de máxima alerta.

Las actuaciones para hacer frente a los incendios forestales se encuentran totalmente justificadas debido a los efectos erosivos de las lluvias en zonas incendiadas. Las recientes lluvias torrenciales sufridas por la isla, ponen de manifiesto la necesidad de minimizar las superficies afectadas por los incendios en previsión de efectos erosivos que resultan devastadores.

Las actuaciones del Cabildo se han dirigido además, a la realización de tratamientos preventivos y a la creación y mantenimiento de infraestructuras de apoyo, que permitan el ataque al fuego con las suficientes garantías de éxito y seguridad para los combatientes, mediante la creación de fajas auxiliares, cortafuegos y redes de alta presión.

El disponer de zonas limpias con los que efectuar un ataque con garantías de éxito al incendio y el establecimiento de zonas seguras de escape para el personal es de vital importancia en todos los trabajos de extinción de incendios forestales.

Diferentes factores influyen en el aumento de densidad en masas forestales. En el caso de Canarias, la recurrencia de los incendios unido a la capacidad de rebrote del pino canario, hace que la puesta en luz de la superficie permita el brote de las semillas existentes en el suelo, lo que provoca densidades excesivas al unirse estos brinzales a la masa arbórea existente. Este hecho no ocurre en zonas donde los incendios son menos recurrentes, existiendo espaciamientos de 7-10 metros entre pies.

La mejora selvícola de masas forestales consiste en sustituir paulatinamente las masas densas de zonas con densidad excesiva no integrados en el medio, por unidades de vegetación natural.

Estas masas se caracterizan por tener un elevado riesgo de incendios forestales, puesto que acumulan mucha biomasa con alta combustibilidad.

Estas mejoras no deben hacerse de forma masiva, sino estableciendo prioridades a la hora de decidir qué masas forestales abordar. Así se puede considerar que un pinar es apto para llevar a cabo labores de clareo con vistas a potenciar la regeneración de la vegetación natural, manteniendo una densidad adecuada para mantener el sombreado del terreno y evitar así, la aparición de matorrales.

El clareo y desbroce conlleva una serie de beneficios ambiéntales proporcionando estabilidad al ecosistema.

La legislación forestal vigente (Plan Forestal Español y de Canarias) señala la necesidad de llevar a cabo la mejora de masas densas. En este sentido, el Plan Forestal de Canarias establece una serie de directrices generales de mejora selvícola que se detallan a continuación:

  • Con carácter general las masas que ocupen territorios de titularidad pública buscarán modelos finales con dominio o exclusividad de las especies autóctonas.
  • La selvicultura de mejora que se practique en los montes de titularidad privada o montes en copropiedad con la Administración Pública será diseñada en función de los parámetros que se definen en los párrafos siguientes.
  • Como norma general se procurará que no queden residuos forestales en el monte, incentivando el posible aprovechamiento de los mismos mediante el astillado frente a la quema. Cuando los residuos no puedan ser astillados, podrán quedar acumulados en pilas de tamaño y localización estratégica variable en función de los diferentes factores estacionales y de la naturaleza de los residuos y de la masa tratada frente al riesgo de incendios.
  • Cuando el estado del monte presente alteraciones erosivas, se intenta aprovechar los residuos para pequeñas obras de restauración hidrológica. En caso de que con posterioridad a la actuación selvícola se prevea repoblar en el lugar, o respetar cepas latentes, se valorará especialmente el destino de los residuos con respecto a la finalidad perseguida.
  • La época general para la realización de tareas de mejora selvícola puede establecerse desde el mes de octubre hasta el mes de marzo. La ampliación o reducción de este periodo atenderá a los tres siguientes factores: Evitar la coincidencia con los periodos de nidificación de la avifauna existente en la zona.
  • Se eligen periodos climáticos de alto índice de humedad relativa y bajas temperaturas, para la realización de las quemas controladas.
  • Para la clase natural de fustal se realizan cortas de regeneración por bosquetes de tamaño variable, que aseguren la regeneración de la masa. Como medida de ayuda al avance de la regeneración natural se realizan desbroces selectivos sobre el matorral competidor, clareos, u otros cuidados culturales específicos para favorecer el desarrollo de estos nuevos pies.
  • Los pinares de repoblación que se encuentren dentro de su área potencial se gestionan con el doble objetivo de consolidación de la masa y asegurar su persistencia, mediante la dosificación de la competencia interespecífica y el estímulo de sus crecimientos. Para el tratamiento de los pinares de repoblación se proponen las siguientes medidas de actuación según edad:
    • 15-20 años: Clareo fuerte reduciendo su densidad en función de Las condiciones concretas de cada masa. 30-40 años Selección de 90-200 árboles de porvenir por hectárea y extracción de 1-2 codominantes. Respeto de árboles dominados y secos (necromasa) en función de su grado de presencia.
    • 40-100 años: Posibles claras sucesivas intermedias para eliminar Competencia a los árboles de porvenir y garantizar al menos 2/5 -1/3 de altura de copa viva en toda la masa.
    • 100 años: Extracción de los restantes pies dejando sólo los árboles de porvenir. Gestión en función al grado de regeneración.
      Como regla general a tener en cuenta, las medidas selvícolas que se apliquen no excederán, en una misma intervención, de un tercio sobre el área basimétrica de la masa.
DOCUMENTOS RELACIONADOS
13263 visitas
disminuir
aumentar
compartir
escuchar
imprimir
volver
TE PUEDE INTERESAR
MUNICIPIOS
Ayuntamientos de la Isla de La Palma

Información sobre los ayuntamientos de la
isla y acceso directo a las webs municpales

Oficinas de Turismo

Puntos de información turística en la isla
de La Palma.

Listados de Bibliotecas

¿Buscas una biblioteca cerca de casa?

Listado de Farmacias

Listado de farmacias de la Isla y servicios
de guardia.

Centros de acceso público a internet

Consulta el que tienes más cerca de casa
y sus horarios.

Oficinas de Atención Ciudadana

Áquí puede consultar las oficinas de atención al ciudadano que el Cabildo Insular de La Palma y algunos ayuntamientos ponen al servicio de los ciudadanos

ORGANISMOS AUTÓNOMOS Y EMPRESAS PARTICIPADAS